domingo, 23 de agosto de 2009

EL COLAGENO

Ha medida que pasan los años, alrededor de los veinticinco años de edad, nuestro cuerpo va disminuyendo la producción de colágeno en la piel, acelerándose entre los 40 y 50 años. Cuando la producción de colágeno disminuye, la piel retiene menos agua, se hace más delgada y comienza a arrugarse. La falta de colageno se comienza a notar por el adelgazamiento de la piel, ya que se pierde la capadcidad de reterner nutrientes y agua presentándose un aumento en el riesgo de desarrollar arrugas, estrias e infecciones.

Tener un cutis envidiable no solo es cuestión de edad, hay muchos factores que influyen en un envejecimiento cutáneo: el estres, la polución, mala alimentación, alcohol, cigarrillo, el sol en exceso sin protecciòn, pérdida de peso, etc. esto sumado al descuido con respecto al desmaquillaje, exfoliación, y el uso de cremas y mascarillas adecuadas.


FACTORES QUE INFLUYEN EN EL CUIDADO DE LA PIEL
La Hidrataciòn

Hay factores importantes para frenar el envejecimiento cutaneo, como la hidratación, nuestra piel muestra señales de deshidratación mostrándose fragil, agrietada, pierde suavidad y elasticidad; todo esto se puede evitar, utilizando productos hidratantes de acuerdo al tipo de piel, adquiriendo prácticas saludables de alimentaciòn, debemos incluir en nuestra dieta diaria muchas frutas y verduras y por supuesto beber mucha agua (2 litros diarios)

El Colágeno.

Otro factor importante para el cuidado de nuestra piel es el colageno. El paso del tiempo provoca pèrdida de fibras elástica normales. Estudios han demostrado como los radicales libres provocados por las radiaciones UV juegan un papel fundamental en el envejecimiento, ya que provocan cambios en el colageno de la piel, causante de la pérdida de elasticidad y suavidad, aumentando la aparición de arrugas.

Por lo tanto si queremos reducir o al menos frenar este proceso tenemos que adquirir hábitos saludables y utilizar productos cosméticos que aporten nutrientes a nuestra piel:

  • En este sentido, estudios clínicos la vitamina C activa la formación de Colágeno III, retrasando el envejecimiento prematuro.
  • La vitamina E que reduce y elimina los radicales libres
  • Filtro solar para evitar los daños producidos por la radiaciòn UV, que tenga un mínimo de factor de protección 10. Esto dependiendo del tiempo de exposición.
  • Cremas que contengan activadores y regenadores celulares como es la coenzima Q10
- El Estres

Nuestra piel como órgano importante de nuestro cuerpo, responde tambien al sistema nervioso e inmunitario, de modo que nuestro cuerpo responde liberando sustancias que afectan las celulas de la piel provocando inflamaciòn y desestabilizaciòn de la dermis. en estos casos la vitamina A facilita la oxigenaciòn celular
NUESTRA RUTINA DE BELLEZA DEBE INCLUIR
  • Usar por la mañana crema hidratante con protección solar y de ser posible con antioxidantes (vitamina E).

  • Por la noche despues de desmaquillarnos utilizaremos productos que convatan el envejecimiento, más nutritivos y que se adapten a nuestra piel que le brinden suavidad e hidratación. En el mercado existen muchas en cuya fórmula emplean la vitamina C, coenzima Q10, vitamina A, Vitamina E y colageno. No existen cremas que contengan todos estos principios pero encontraremos unas mas completas que otras que son hipoalérgicas.

  • Tomar 8 vasos de agua diarios

  • Aplicarnos regularmente mascarillas nutritivas, la cuales podemos encontrar comerciales o prepararlas con productos naturales.


IMPORTANCIA DE LA VITAMINA C (Acido ascórbico)

La vitamina C es soluble en agua, una de las 13 vitaminas conocidas como escenciales para la salud. El cuerpo humano no produce esta vitamina por lo tanto debe ser obtenida a través de la dieta.

Esta vitamina es fundamental en la producción de Colágeno que ayuda a la formación y soporte de estructuras del cuerpo como: piel, tendones, huesos dientes, cartílagos, ligamentos, músculos, vasos sanguineos, organos internos, cornea del ojo.

Por lo tanto la producción de colageno es esencial para los tejidos en: el Crecimiento, desarrollo, Mantenimiento, reparación despues de una lesión( fracturas, quemaduras, etc,).

Una de las tantas propiedades de la vitamina C es la producción de colágeno. La Vitamina C por ser un elemento antioxidante, ayuda a la protección de las células de los radicales libre y bloquea la conversión de nitratos en carcinógenos activos en el sistema digestivo y pulmones. Estos nitratos estan presente, tanto en la comida como en el medio ambiente.

La deficiencia de la Vitamina C produce escorbuto, como consecuencua de una inadecuada producción de colágeno.

Todo esto nos lleva a la conclusión que el cuidado de la piel no solo es externo. La alimentación y el ritmo de vida que llevemos se veran reflejados en nuestra piel y daran paso a la aparición de las temibles arrugas.

Y cómo eliminar las Arrugas? Una dieta variada, rica en vegetales y frutas, es el primer paso para garantizar una piel bien nutrida y sin arrugas. Para eliminar las arrugas debemos aumentar la producción de colágeno y elastina tomando vitamina C y E.

Si la vitamina D es considerada la vitamina del sol, la vitamina C es la vitamina de la piel. En palabras de la doctora Lorraine Meisner, Profesora de Medicina Preventiva en la Universidad de Wiscon sin lugar a dudas; la vitamina C es la más importante de las vitaminas para mantener la piel joven. Lo ideal es un consumo de 300 a 500 mg. diarios para mantener la piel en buenas condiciones y asi prevenir las arrugas.

La vitamina C permite al cuerpo construir y mantener el colágeno y la elastina. Cuando la producción de colágeno se reduce, la piel cede. A medida que las fibras de elastina se van estirando, la piel pierde su elasticidad y aparecen las arrugas. Nuestras necesidades de vitamina C aumentan tanto con la edad como con el consumo continuado de cafeína, alcohol y tabaco, sustancias éstas que merman de forma continuada los niveles de vitamina C en nuestro cuerpo.

Estudios médicos han demostrado que esta vitamina puede asimismo ser beneficiosa cuando es aplicada externamente ya que puede reducir la cantidad de radicales libres que resultan de la exposición al sol y prevenir las arrugas.

Otros dos antioxidantes con un reconocido impacto en la salud de la piel son el beta-caroteno y la vitamina E que ayudan en el proceso de renovación celular y promueven la producción de colágeno, el soporte estructural de la piel.

No olvides que el sol es el principal enemigo de la piel y debemos evitar en lo posible la exposición a sus rayos sin protector solar para prevenir arrugas y manchas.

Una dieta variada, rica en vegetales y frutas, es el primer paso para garantizar que nuestra piel dispondrá de los suficientes nutrientes para producir el colágeno y la elastina que necesita para prevenir las arrugas.