EL ACEITE DE ALMENDRAS

Encontré un articulo muy interesante acerca del Aceite de Almendras. Un recurso que podemos conseguir en cualquiera tienda naturista y a muy buen precio si lo comparamos con los beneficios que nos puede brindar tanto para el cabello como para la piel.

El Aceite de Almendras ss muy usado en los Spa, para masajes y abundan en muchos cosméticos para el cuidado de la piel y el cabello. Los aceites vegetales, como el de almendra, son absorbidos por la piel en forma rápida


Es un gran restaurador de la fibra capilar por lo tanto muy empleado para cabellos teñidos, secos o afectados por el exceso de sol.

Es mejor usarlo o en pequeñas cantidades por su oleosidad.


Aquí algunas recomendaciones de uso:




Preparar una mezcla de un huevo, media palta madura, pisada y 2 cucharadas de aceite de almendras. Se distribuye sobre el cabello cuidadosamente y se deja actuar de 30 a 60 minutos. Lavar la cabeza en forma habitual con un shampoo hasta retirarlo completamente. Enjuagar con agua y jugo de limón o vinagre.

Para cabellos secos es ideal.

  • Puedes aplicarlos también en el cabello seco. Envuelves en un gorro plástico el cabello dejándolo actuar durante media hora, luego lavas el cabello como de costumbre

  • Se puede agregar a las máscaras capilares para potenciarlas o bien se puede aplicar tibio y con el cabello húmedo, mechón por mechón. Se deja actuar media hora a una hora y luego se retira con shampoo.

Para las puntas resecas y con horquillas

  • Esparcir apenas aceite de almendras en la palma de la mano y pasarlas por las puntas de los cabellos. Dejarlo actuar todo el día y luego lavar.

Para la piel como crema de limpieza.

  • Mezclar vigorosamente media taza de leche con una cucharada de aceite de almendras. Aplicar con un algodón o gasa.


  • Batir una clara solo hasta que espume. Agregar 1 cucharada de aceite de almendras y 2 cucharadas de miel. Pasar por el rostro, delicadamente (menos el contorno de los ojos). Dejar actuar 15 minutos y enjuagar con agua templada y luego fría.

Para la piel como crema nutritiva.

  • 3 cucharadas de harina de almendras o molerlas directamente en el procesador. Hervir media taza de leche con la harina de almendras. Retirar, enfriar e incorporar 1 yema y una cucharada de aceite de almendras y mezclar. Aplicar sobre el rostro. Se puede conservar unos días en heladera en un frasco cerrado.

Para la piel como loción humectante.

  • Mezclar 1 cucharada de aceite de oliva, 2 cucharadas de aceite de almendras, 50cc. de agua de azahar y 2 cucharadas de jugo de limón. Poner todo en un frasco, agitar bien y aplicar.

Otras aplicaciones del aceite de almendras.


Sumergir durante 10 minutos los dedos en aceite de almendras tibio.


Para suavizar zonas ásperas.

  • Talones, codos, rodillas. Aplicando unas gotas a la crema hidratante que estamos utilizando.

Para baños de inmersión.

  • Agregar al agua de la bañera un chorrito de aceite o esparcirlo algunas gotas sobre la piel húmeda luego de la ducha. Quedará muy suave e hidratada

Entradas más populares de este blog

EL ROL DE LA MUJER

LA PIÑA Y SUS BONDADES - (1 parte)

EL COLAGENO