COMUNICACIÓN FAMILIAR

COMUNICACIÓN FAMILIAR


La familia es la primera escuela donde aprendemos cómo comunicarnos.

La forma como aprendemos a comunicarnos en nuestra familia de origen determinará cómo nos comunicamos con los demás.  De ahí la importancia de la forma de como nos comunicamos entre padres e hijos.  Es la familia el primer laboratorio social donde aprendemos a relacionarnos con otros seres humanos y desarrollamos vínculos afectivos que serán determinantes en nuestras relaciones futuras.

La comunicación juega un papel importante en el funcionamiento y mantenimiento del sistema familiar y de la forma de comunicación depende en gran medida tipo de familia que conformamos:  FUNCIONAL O DISFUNCIONAL.

Resultado de imagen para comunicación familiarY es preocupante ver como va en aumento la familia disfuncional,  donde se carece de valores, donde abunda la violencia intrafamiliar, se carece de respeto entre sus miembros, donde la comunicación se lleva a cabo  de manera irregular, sin tener en cuenta los sentimientos del otro.  

Cada miembro de la familia debe aprender a comunicarse identificando el: como, cuando, donde y el tono de la voz  de esta forma logran una relación solida y positiva de igual manera contribuyen a que la familia cumpla su misión de crear las condiciones adecuadas para que todos sus miembros sean personas con un desarrollo emocional adecuado.

El comunicarnos implica saber escuchar, demostrando con esto a nuestro interlocutor que nos importa  lo que nos dice, es dejar de lado otras cosas que nos interesan, pero que  en eso momento no son tan importantes.

ASPECTOS IMPORTANTES PARA LA COMUNICACIÓN

Resultado de imagen para comunicación familiar
COMO:  Toda comunicación debe ser respetuosa, pero también tiene que ser adecuada a la temática, a la persona a quien está dirigida y a la situación particular en la que ésta se presenta.  Buscar las palabras adecuadas sin ofensas ni señalamientos.

QUE DECIR Es difícil comunicarse cuando no se ha definido con claridad qué es lo que se quiere decir. Si no hay esa claridad se corre el riesgo de confundir el mensaje con los propios deseos, sentimientos, temores o necesidades, deformando su contenido.

CUANDO Y DONDE DECIRLO:   Es buscar el momento adecuado teniendo en cuenta el estado emocional y el sitio adecuado.   Siempre hay un mejor momento para lograr mayor receptividad. Saber esperar hasta que se den estas condiciones. las conversaciones que solo importan a la familia no deben llevarse a cabo en público, corremos el riesgo de producir el efecto contrario al deseado.
Resultado de imagen para comunicación familiar

TONO DE VOZ:   Mas que las palabras dice mucho el tono en que nos comunicamos. los gritos, las burlas, los sarcasmos e inclusive el silencio es muy dañino en toda comunicación.



EN EL PROCESO DE LA COMUNICACIÓN


Es importante poner en practica lo siguiente:

SABER ESCUCHAR:  Escuchar implica receptividad y disposición a entrar en sintonía con los sentimientos del otro.

Resultado de imagen para comunicación no verbal gestosTENER EN CUENTA LOS ASPECTOS NO VERBALES: Su importancia es tal que en una conversación cara a cara el componente verbal es apenas el 35% de lo que queremos trasmitir, quiere decir esto que dicen mas nuestros gestos y tono de voz que las palabras.  

No basta con escuchar las palabras, se requiere disposición y receptividad para poder captar todo lo que la otra persona transmite con sus miradas, gestos y posturas. Tomando conciencia también de los propios gestos. Para lo cual se requiere un contacto visual continuo, asegurando que la expresión de la cara demuestre atención.


VERIFICAR LA RECEPCIÓN:  Parafrasear algunas de las ideas que nos han querido trasmitir para verificar si estamos captando e interpretando correctamente lo que nos quieren expresar.


La comunicación debe trabajar en favor de la familia y lograr que todo intercambio de palabras tenga un propósito positivo de cercar, ayudar,  aclarar y mejorar las relaciones familiares. 



Entradas más populares de este blog

EL ROL DE LA MUJER

LA PIÑA Y SUS BONDADES - (1 parte)

EL COLAGENO